Social Icons

miércoles, 19 de enero de 2011

Andrada: "Estamos a la altura de este torneo"


Anda con fastidio por aquel penal. Justo en la fecha inaugural. Ese en el que dio rebote y Uruguay le marcó el primer gol a la Argentina. Aunque después la suerte se revirtió y el equipo celeste y blanco se impuso por 2-1, él, Esteban Andrada, no puede con su genio y aún se lamenta por la jugada.

"La pelota me quedó muy encima", refunfuña el joven gigante de Lanús, de 1,93 metro y 83 kilos, que después ensaya más explicaciones y hasta hace los movimientos del caso: "Si el tiro venía más esquinado, creo que hubiera podido sacarlo en vez de haber dado el rebote. Eso le dejó la definición servida al mismo pateador [Polenta]". Gestos y dichos que, sin duda, hablan del instinto de superación del arquero, que nació en Mendoza, el 26 de enero de 1991.

-¿El éxito les calmó la ansiedad?

-En parte, sí. Haberle ganado a Uruguay nos dio tranquilidad porque era el debut y por el rival que tuvimos enfrente. Creo que nos ayudó el golpe que recibimos. Ahí sacamos fuerza. Cuando nos dimos cuenta lo que nos estábamos jugando. Aunque la ansiedad se sintió y tal vez influyó en ese gol que recibimos. En el segundo tiempo buscamos el resultado y se hizo un buen juego. Estuvimos atentos y concentrados en esa etapa.

Parece una buena introducción, pero ya no conviene hablar tanto del pasado. Más en la vorágine del Sudamericano Sub 20. El calendario le propone otro desafío inmediato a la Argentina: hoy, a las 19.30 de Buenos Aires, contra Perú. Y hacia allí se enfocó Andrada. "Por el momento que vive, Perú va a venir a atropellarnos de entrada. Así que debemos estar atentos y muy sólidos. Es un equipo muy duro, sobre todo, cuando contraatacan. Cuando tienen la pelota siempre intentan jugar. Además, vamos a tener todo en contra porque el estadio va a estar lleno".

-¿Cómo será el planteo?

-Tenemos que sostener lo que hicimos en el segundo tiempo contra Uruguay. La actitud y la concentración.

-¿Qué tienen que mejorar?

-Nuestro primer tiempo no fue bueno. Estuvimos imprecisos. Ahí debería estar el cambio de un partido a otro.

-¿Cuál puede ser el techo de la Argentina?

-Hay más para dar. Los que entramos en la cancha y los que se quedan afuera están a la altura de las circunstancias. Los 20 estamos a la altura de este torneo, pero podemos dar más.

-¿Cómo es atajar en la altura?

-Es muy complicado por la velocidad que trae la pelota y por los piques. Me costó un poco, pero voy a ir adaptándome más con más partidos y con más entrenamientos. Practicamos mucho con el entrenador de arqueros [Esteban Pogany] los tiros desde lejos.

-¿Es especial jugar un torneo de seleccionados sin haber debutado en primera?

-Es medio complicado. Me hubiera gustado llegar con un poco más de experiencia, pero creo que estuve a la altura en el debut. Estoy contento con eso.

-¿Tenés modelos?

-Me fijo en los arqueros de mi club: Marchesín [Agustín] y Caranta [Mauricio]. Trato de copiarles todo. Sé que con ellos por delante es difícil jugar, pero igual aprendo todos los días.

-¿Cómo empezaste en el fútbol y cómo llegaste a Lanús?

-Siempre me gustó el puesto y me ayudó la altura. Cuando dejé Mendoza me probé en Banfield, justo el clásico, pero el club no quiso pagarle a San Martín lo que pedía o reconocerle algún dinero. Hasta que Luciano Nicotra (ex futbolista de Platense, entre otros) acordó una prueba en Lanús y, por suerte, quedé.

Andrada también aprovecha la experiencia del Sub 20 desde otro costado. "Todavía no recorrimos demasiado la ciudad, pero lo poco que vimos me gustó mucho. También me sorprendió el estadio de Arequipa. Espero que, con el transcurso de la competencia, podamos ver otros lugares." Sabe que por ahora no puede alejarse de las obligaciones del seleccionado argentino. Mucho menos del arco.

Fuente: Diario La Nación

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe tu comentario aquí: