Social Icons

lunes, 2 de noviembre de 2009

Una tarde fatal

La primera de handball Granate volvió a jugar mal tanto en ataque como en defensa y perdió por 36 a 25 en el duelo de punteros ante Ballester. Con este resultado Lanús quedó relegado a la tercera posición junto a Dorrego.

El partido para los dirigidos por Fernando Iglesias comenzó torcido desde el comienzo. El conjunto de San Martín, que venía de ser el campeón del apertura, se mostró sólido en todo momento y gracias a una gran defensa controló el partido casi sin sobre saltos.

Los Granates pese a la pronta diferencia que sacó Ballester, nunca se dieron por vencidos pero la temprana roja que vio uno de los dos polares del equipo, Martín Ochoa, fue como un baldazo de agua fría.

El local aprovechó la incertidumbre y apuro de la visita y estiró la diferencia a ocho tantos al término del primer tiempo. Pese a la holgada diferencia, Iglesias movió el banco y trató de acortar el marcador. Pero fue imposible.

Ballester siguió demostrando porque fue el campeón del primer torneo y dejó en evidencia nuevamente varias falencias dentro del equipo Granate.

Ahora Lanús tendrá un encuentro crucial contra UNLU en condición de local para seguir prendido y para que no se desvanezcan las chances de hacer historia y conseguir el tan ansiado ascenso a Liga de Honor.

Formación Inicial: 12 Gabriel Buen; 14 Fernando Scardamaglia, 6 Matías Testa, 4 Adrián Moreira, 15 Gastón Gallegos, 8 Nicolás Diodati y 10 Martín Ochoa.

Suplentes: 1 Marcelo Hawryluk, 5 Leonel López, 7 Juan Franco Gagliardi, 9 Fernando Bloise, 11 Federico Bloise, 13 Gastón testa, 16 Nahuel Ritacco.

Entrenador: Fernando Iglesias
Ayudante: Ariel Carnaval

Goleadores: Fernando Scardamaglia y Gastón Gallegos con 6 , Nicolás Diodati con 5, Fernando Bloise y Adrián Moreira con 3 y Juan Franco Gagliardi y Leonel López con 1.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe tu comentario aquí: