Social Icons

lunes, 25 de junio de 2012

Programa especial dedicado a fútbol amateur

El programa de hoy de Grana Deportivo contó con la visita de Ariel Nadeo (directivo de fútbol amateur), quien vino acompañado por Leonel Canil y Blas Tapparello, jugadores de la sexta división. A continuación, el resumen de un programa especial dedicado a los chicos que serán el futuro de Lanús.

   (Fotos: Prensa Lanús)

En un principio, Nadeo explicó cómo es el proceso para traer a Lanús a los chicos provenientes de diferentes provincias a lo largo de todo el país: “Los jóvenes son reclutados por los coordinadores de fútbol amateur. Luego hacen un procedimiento de adaptación de varios meses. Ellos, con el correr de los años, ganan el sentido de pertenencia. La mayoría de los chicos de la pensión son del interior. Están bien psicológicamente ya que son acompañados día a día. Vienen con el sueño de jugar a la pelota y nosotros les hacemos entender que no es lo único”.

Además, contó que los chicos cuentan con dos psicólogas y dos asistentes sociales que se encargan de su educación, algo fundamental para formarlos como persona: “Cada vez que los chicos traen los boletines nosotros le mandamos una copia a las casas para que sus padres tengan conocimientos de sus notas. Es condición, si el chico no estudia no va a ser jugador del club. La obligación nuestra es siempre el estudio. Nos llena de amor ver a jóvenes como Bruno Vides o Junior Benítez, por ejemplo, debutar en primera porque sabemos las cosas malas que pasaron y sus puntos débiles. Nos llena de orgullo que el día de mañana se acuerden de Lanús como institución”.

Por otra parte, Nadeo explicó cómo desarrollarán las divisiones inferiores la siguiente pretemporada: “Tenemos dos convenios. Uno es en Chacabuco, un predio hermoso, cómodo para los chicos. Y este año se firmó otro con la municipalidad de Basavilbaso en Entre Ríos. Es un predio nuevo, la municipalidad nos invitó y vamos a hacer la primera pretemporada ahí. Vamos a mandar tres categorías a cada predio”.

 (Foto: Rodrigo Salguero)

El directivo confesó que “hubo un crecimiento muy grande en el fútbol amateur que se dio después de que Lanús salió campeón. Antes nadie quería venir a jugar a Lanús. La gente priorizaba equipos como Boca o Independiente, entre otros. Pero cuando se consiguió el campeonato, con el cuerpo técnico que venía de fútbol amateur al igual que muchos de los jugadores, sirvió para que los chicos se den cuenta que en Lanús se tarda menos en llegar a Primera. Se hicieron muchas obras. Una pensión cinco estrellas, estamos a punto de terminar un comedor nuevo con muchos lujos. También se están haciendo vestuarios, que se calcula que para agosto van a estar terminados. No hay ningún club que tenga las instalaciones que vamos a tener nosotros, con hidromasajes y todos los lujos. Esto hace que equipos grandes, cuando nos visitan y les mostramos las pensiones no lo puedan creer”.

Por último, Nadeo habló del convenio “Lanús- Colombia”: “Es un proyecto que se armó creyendo que iba a ser un proyecto más, no teníamos confianza. Pero la verdad que es tremendo lo grande que es. Llegar a un lugar, que no es tu país, y ver 400 chicos vestidos con los colores de Lanús es imponente. Ya seleccionamos una tanda de cuatro chicos, de los cuales dos están en la pensión hoy en día. En agosto van a viajar los coordinadores para hacer otra selección”.

Por su parte, Blas Tapparello (delantero centro) y Leonel Canil (volante por izquierda), aprovecharon la oportunidad para presentarse.
Por un lado, Tapparello tiene 17 años, hace tres que está en Lanús y es el máximo goleador de la sexta división con ocho goles. “Llegué a los 14 años, me probaron en Venado Tuerto (su ciudad natal en Santa Fe) y me dijeron que tenía que ir a Lanús. Hice otra prueba y quedé. Estuve dos meses sin jugar cuando llegué por problemas de papeles así que empecé a jugar al año siguiente”.

   (Foto: Rodrigo Salguero)

El joven atacante, que tiene como máximo referente a José Sand, expresó que sus padres lo vienen a ver casi siempre ya que la distancia no es extrema, pero en algunas oportunidades el apoyo del club es muy importante y se siente siempre contenido: “Los directivos son como nuestro padres. El estudio lo tenemos que terminar sí o sí porque si dejamos el futbol, ¿De qué vamos a vivir?"


Diferente es la situación de Canil. El volante es oriundo de Catamarca. Hace dos años que está en Lanús, club al que llegó a los 16. “Superé las pruebas. Mis padres vieron la pensión y dieron el visto bueno. Antes estuve cuatro años en la filial de Barcelona allá en Catamarca”
También expresó cómo es la relación y la contención de los directivos: “Siempre nos dan apoyo y están con nosotros. Al principio me costó pero con el tiempo no fue tan difícil. Mi familia esta allá en Catamarca y nos contactamos por teléfono”
Al igual que su compañero, admitió que “es fundamental el estudio” y contó que, una vez finalizado su último año de secundario, piensa en ir más allá y estudiar el profesorado de educación física.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe tu comentario aquí: